■ Acostorios y Levantorios

En esta tradición la gente invita a una niña para que sea madrina del Niño Dios. El día que se acude a invitar a la niña se lleva una charolita o una canastita con pan de repostería, fruta y dulces.

Después van a recoger al Niño Dios a la casa de la persona interesada y, cuando se llega el día de ir a acostar al Niño, la madrina va vestida como la Virgen María, y le acompaña un niño vestido de San José.

La familia de ambos niños rezan un rosario y le cantan al Niño Dios para arrullarlo; después lo acuestan y a los invitados se les reparte ponche de frutas y buñuelos. Se acostumbra que los padres de la niña madrina lleven aguinaldos para repartir a los invitados.