■ Danzas

Entre las diversas manifestaciones culturales del pueblo de Tlatlauquitepec destaca el papel de las danzas y los danzantes. Las danzas tradicionales, sean éstas de origen prehispánico o no, se caracterizan por tener distintos grados de importancia, según el carácter religioso del que se trate. Además son un medio para expresar el sincretismo arraigado en la localidad. Por su parte, las personas que participan como danzantes se comprometen a bailar número de años el día de la fiesta del santo a quien desee honrar.   La tradición de las danzas se conserva de generación en generación. Prácticamente todas las comunidades tienen su propia danza pero, en los días de celebración de las fiestas patronales, se juntan y ejecutan diversos tipos de ellas.

 
   ■ Los Tocotines

Esta danza se practica entre los pueblos de la sierra poblana y del norte de Veracruz, principalmente el 4 de octubre, día de San Francisco. La danza representa la visita de Cortés al Monarca (Moctezuma), a la que acudieron ambos personajes acompañados por sus respectivos capitanes, caciques y grupos de vasallos.   La danza cuenta la petición que hizo Hernán Cortés, a través de diálogos en lengua náhuatl, para entrar al partido del Monarca. Los diálogos se cuentan bailando y constan de dieciocho partes; interpretar todas las danzas lleva un tiempo aproximado de cuatro horas.


La danza tiene una parte donde se simulan guerras y también se simula, al final, el triunfo de Cortés sobre el Monarca: para éste se baila la danza de la Cruz, que simboliza la unión de los dos pueblos.   El vestuario de los danzantes consiste en un pantalón rojo con dos hileras de flecos dorados bajo los que asoma otro pantaloncillo de encaje.

 
   ■ Negritos

Es una danza propia de los pueblos totonacos de los estados de Veracruz y Puebla. Para realizarla, los jóvenes forman grupos de trece integrantes; uno de ellos se viste de mujer, lleva rebozo, una canasta y recibe el nombre de “maringuilla”. El resto de los muchachos se viste con camisas de colores brillantes, casacas y pantalones negros, éstos con aberturas laterales y muy ricos bordados sobre un material que generalmente es terciopelo o rayón. Los doce jóvenes portan sombreros adornados con espejos, flores de hojalata y plumas blancas; por lo general los sombreros llevan, además, flecos o hilos con cuentas, que cubren el rostro de los danzantes. El cuello y las muñecas son adornados con numerosos pañuelos.   La danza utiliza taconeo rápido y vigoroso que se acompaña con castañuelas; en ocasiones incluye el trenzado de cintas de colores alrededor de un poste.
 
   ■ Toreadores

La danza de los toreadores, vaqueros o espueleros está muy difundida en los estados del centro de la república y en algunas otras comunidades fuera de esta región. También en la Sierra Norte de Puebla, en el municipio de Hueyapan, los indígenas todavía siguen conservando esta danza, con algunas variantes respecto a la indumentaria, pero conservando la misma esencia. El elemento común en todas las versiones de esta danza es la captura de un toro elaborado de cartón, de piel o tela, que carga uno de los danzantes sobre los hombros. El grupo de danzantes se divide en dos cuadrillas.   En algunas versiones interviene un “mayordomo” o un “señor amo” con indumentaria de hacendados del siglo XIX, llevando látigos y espada para someter al toro. El resto de los danzantes zapatean haciendo sonar las espuelas. Por lo general, los sones definen varios de los movimientos: la “búsqueda del toro”, la “toreada” y la “repartición” del toro entre los más importantes.
 
   ■ Quetzalines

De las muchas danzas de origen prehispánico que han sobrevivido hasta nuestros días, parece ser que la “danza de los Quetzales” es la más antigua y goza de gran popularidad en donde quiera que se presente.

El nombre de esta danza se debe a la utilización de “plumas” de dicha ave en la confección de los enormes penachos circulares, que se usan como indumentaria para ejecutarla. Esta danza tiene un acto protocolario que consiste en bailar con una serie de movimientos al ritmo de unos sones tocados con una flautita de carrizo y un tamborcito de cuero y de madero, ambos bajo la ejecución de un solo músico que es considerado como el maestro mayor de la danza por su conocimiento, habilidad y destreza para desempeñar dicho rito cultural.

Los pasos se ejecutan en cruz, como símbolo de los cuatro puntos cardinales, y en círculos, para significar la rotación del tiempo.

 
   ■ Santiaguitos


Esta danza forma parte del complejo de la “morisima”. Tuvo su origen alrededor del siglo XII en la lucha de España por la reconquista de los espacios cristianos invadidos por los musulmanes. Al llegar los españoles a América la impusieron como parte de la cultura heredada por la conquista. La elección de esta danza se hizo en plena conciencia del grupo evangelizador, su auge fue tal que sobrevive hasta nuestros días en varias de las regiones del país. A partir de 1538, año en que ocurre la primera presentación de esta danza en la ciudad de México, se va difundiendo por toda la Nueva España, en donde pasa a ser parte importante de la fiesta titular dedicada al santo patrón de cada comunidad cristiana. Es una danza con rasgos dramáticos, muy popular en muchas partes de México y América Central. Simboliza una cruzada en la que “se revive la gesta del apóstol Santiago en su reconquista cristiana”. Santiago es el santo patrono de los conquistadores españoles y es retomado por los indígenas como personaje principal de la danza en la que se representa una batalla entre los moros y cristianos.

 
   ■ Baile de Xochipitzahuatl y Xocheviatlpali


El vocablo se traduce como “la flor del canto que conmueve”, y se baila para dar la bienvenida a alguien. En la indumentaria se emplea un collar de flores y pan como símbolo de amistad; también se utilizan pétalos de flor como elementos significativos de amistad. La danza suele ejecutarse en las fiestas hogareñas de los grupos indígenas de la sierra, con motivo de la formalización de una boda, de la entrega de imágenes de santos y, muchas veces, sólo por el gusto de que hay reunión familiar.

Para esta danza los hombres portan un huacal en el que llevan los obsequios destinados al jefe de la casa; las mujeres por su parte llevan canastos con flores. Por la forma especial del baile y la naturaleza de los pasos, también se llama huapango.

 
   ■ Papeleros


Papeleros: Danza de los negros o danza de los papeleros, se ubica en la junta auxiliar de oyameles esta danza le hace honor a la virgen de Guadalupe,
Vestimenta :
Corona: hecha de papel china con rosas de papel que significa el manto de juan diego, se cambia el color cada año utilizando colores de la bandera nacional o de alguna otra imagen.
Bandas: estas van cruzadas y significan el manto de juan diego llevan un tejido de estambre con figuras de rosas.

La danza se forma por 40 personas